Desde principios de siglo, la proliferación de ordenadores conectados a internet dio lugar a una serie de foros o chats en donde personas desde cualquier lugar del mundo podían interactuar entre sí. Esto fue el inicio de un fenómeno social que hoy día funciona a través de las redes sociales, y es tomado como algo completamente normal.

A partir de los foros en Internet, se dio inicio a las redes sociales, estas son una nueva forma de interacción personal a través de la mensajería instantánea, fotografías, contenido multimedia etc. Con la ayuda de estas plataformas conocer nuevas personas es tarea sencilla, es por esto que en la actualidad existen sitios web con una función: ligar y encontrar pareja como Badoo, Tinder y Twoo.

El poder de las redes sociales

Por otro lado, las redes sociales conocidas como Facebook, Twitter e Instagram manejan billones de usuarios y perfiles que podrían conectar contigo. Hasta abril de 2016 Facebook contaba con 1650 millones de usuarios activos al mes. Para encontrar pareja en Internet solamente necesitas crearte un perfil en cualquiera de estas plataformas en línea y comenzar a interactuar con extraños.

Aunque existe cierto riesgo al “conocer” personas en Internet, existen varios métodos para confirmar la identidad de esa persona. La mejor forma de saber con quién estás hablando es a través de videollamadas, acualmente Facebook, Snapchat, WhatsApp y Skype son algunas de las redes sociales que permiten esta forma de interacción en tiempo real.

Existen otras webs especializadas como eDarling y Meetic, que están destinadas a conectar a dos personas que sean compatibles, esto lo hacen a través de algoritmos muy detallados de respuestas y datos específicos, que le permite al servidor arrojar personas que te puedan interesar debido. Desde cosas tan sencillas como Hombre – Mujer o Mujer – Mujer (referente a tu género y el de tu pareja ideal), o comida favorita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *